Septiembre. Patrimonio, Totanés y chocolate.

Las vainas del cacao crecen en el tronco. El chocolate es un alimento fermentado. El mayor aumento de dopamina en el cerebro debido al chocolate se produce cuando lo olemos…

En el Día Internacional del Chocolate, Toledo quiso ciencia y ciencia sirvieron Maida Vartanian, Susana Seseña y Cristina Pintado, química, microbióloga y neurocientífica que dejaron sin secretos este codiciado alimento, a la vez placer, tentación, objeto de deseo y fuente de inspiración para el imaginario colectivo.

Detrás del chocolate hay mucha ciencia. De su llegada a Europa y procesado habló Maida, que también explicó cómo la estructura cristalina de la manteca de cacao está detrás de su brillo y textura. De la vaina a la tableta hay un viaje que comienza con la fermentación de las semillas, que después se tuestan, muelen y prensan hasta separar la manteca, con sus cadenas de lípidos, que está en la base de todo. Así lo contó Susana, enfatizando sobre la acción de los microorganismos capaces de generar esas cualidades organolépticas que nos llevan al disfrute de la comida.

Porque la comida activa los circuitos de la recompensa, tal y como señaló Cristina. Y el chocolate, particularmente, aumenta la dopamina produciendo bienestar y favorece la concentración gracias a su contenido en cafeína y teobromina. Pero ojo, es muy calórico, especialmente si grandes cantidades de azúcar lo alejan de su estado más puro. Además, fuera mitos en relación con la migraña o el acné. No existe ningún estudio científico concluyente.

Y para muestra el botón que ofreció Ibercacao, que endulzó la tarde a los más de 200 asistentes a nuestra primera convocatoria tras el verano. No faltó el maestro pastelero Enrique Garrido, que ilustró con su pericia chocolatera todo lo aprendido durante la sesión. 

Noche del Patrimonio, Totanés y la Semana Sefardí

También en septiembre, en el marco de la Noche del Patrimono, aprendimos que solo hay 17 clases de frisos y siete de mosaicos y descubrimos algunos en las pinturas murales de la sala capitular de la catedral de Toledo con los matemáticos Jesús Rosado y Mariluz García. Al otro lado del casco histórico, en las cuevas del Museo del Greco, Mikel Sanz explicó cómo usar el láser para limpiar edificios, detectar un falso vangogh o datar unos cantorales mediante el análisis de pigmentos.

En pocos días, Antonio Pérez Verde nos habló de Azarquiel, estuvimos en Totanés saludando al otoño en el ya verificado crómlech y compartimos con un grupo de niños toledanos una sesión de química y cocina a cargo de Raquel Fernández, Natalia Solano y Ariadna Gomezescobar.

En pocos días, además, Antonio Pérez Verde nos habló de Azarquiel, estuvimos en Totanés saludando al otoño en el ya verificado crómlech y compartimos con un grupo de niños toledanos una sesión de química y cocina a cargo de Raquel Fernández, Natalia Solano y Ariadna Gomezescobar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.